¿Cómo es una sesión?

Las sesiones son siempre individuales, de aproximadamente cuarenta y cinco minutos, en las que se pueden diferenciar tres partes:

Consulta o Anamnesis: éste es el momento de que cuente a su terapeuta todo lo que le ocurre. Son importantes no sólo sus actuales dolencias, sino otros muchos aspectos que pueden guardar relación con éstas.

Evaluación y Diagnóstico Osteopático: tras la anamnesis el terapeuta hará un examen global de su cuerpo y por medio de distintas pruebas buscará las zonas en disfunción que provoquen sus actuales dolencias.

Tratamiento: una vez descubiertas las disfunciones, el terapeuta tratará estas zonas por medio de precisas técnicas manuales de Osteopatía (manipulaciones de alta velocidad, técnicas de energía muscular, técnicas de tejidos blandos…) para normalizar la función y eliminar los síntomas. Las técnicas de Fisioterapia harán que el tratamiento sea aún más completo.

El tratamiento osteopático no se limita sólo a las manipulaciones. Engloba técnicas tanto articulares, como de tejidos blandos, así como técnicas viscerales y craneales en función de la patología, haciendo del tratamiento una terapia completa y eficaz.